Una persona realiza trabajos en altura mientras está asegurado a una línea de vida vertical rígida.

Líneas de vida vertical: guía completa

La seguridad laboral es un componente vital en cualquier entorno de trabajo, especialmente cuando se trata de alturas. Esta guía exhaustiva sobre las «Líneas de Vida Vertical» está diseñada para proporcionar información esencial para la protección de los trabajadores en situaciones elevadas. Desde la importancia de los equipos de altura hasta los tipos específicos de líneas de vida vertical, los usos adecuados y las comprobaciones esenciales, esta guía ofrece conocimientos profundos para implementar medidas de seguridad efectivas.

 

La seguridad laboral no solo es una obligación normativa, sino que también juega un papel crucial en la preservación de la integridad de los trabajadores en cualquier entorno laboral, especialmente en alturas elevadas.

 

Antes de sumergirnos en los detalles de las líneas de vida vertical, es imperativo entender la importancia de los equipos de altura. Estos elementos son la base de la seguridad en trabajos elevados, proporcionando la estructura para sistemas de sujeción y previniendo caídas.

¿Qué es una línea de vida?

La línea de vida vertical representa un componente crucial en la seguridad laboral, especialmente en entornos donde se realizan trabajos en altura. Consiste en un sistema compuesto por un cable, riel o cuerda, dispuesto verticalmente, a lo largo del cual los trabajadores pueden desplazarse con seguridad, gracias a un dispositivo anticaída deslizante.

 

Este dispositivo, al deslizarse a lo largo de la línea de anclaje, brinda una protección fundamental contra el riesgo de caídas durante los desplazamientos verticales. Lo notable de estas líneas de vida verticales es su versatilidad para adaptarse tanto a escaleras preexistentes como a nuevas estructuras diseñadas con medidas de seguridad desde su concepción. Este enfoque proactivo en la seguridad laboral garantiza que las estructuras existentes se actualicen conforme a las normativas vigentes, mientras que las nuevas construcciones se equipan desde el inicio con los mecanismos necesarios para salvaguardar la integridad de los trabajadores.

Tipos de líneas verticales

Líneas de vida verticales rígidas según EN 353-1

Las líneas de anclaje verticales rígidas representan sistemas de seguridad imprescindibles para labores en alturas, compuestos por un riel o guía fabricado típicamente en metal y un dispositivo anticaídas deslizante conectado al arnés del trabajador.

 

Estos sistemas posibilitan desplazamientos verticales seguros, bloqueándose automáticamente en caso de una caída para prevenir posibles lesiones. Su aplicación es frecuente en entornos industriales, de construcción y mantenimiento, ya que ofrecen una protección continua a los trabajadores.

 

La normativa EN 353-1 desempeña un papel crucial en las regulaciones de seguridad europeas, estableciendo un marco para asegurar la protección de los trabajadores involucrados en tareas a alturas significativas. Específicamente centrada en las «líneas verticales rígidas» dentro del contexto de sistemas anticaídas personales, esta norma forma parte integral de las regulaciones europeas al establecer requisitos específicos para garantizar la seguridad en trabajos en altura.

Líneas de vida verticales flexibles según EN 353-2

Las líneas de anclaje verticales flexibles constituyen sistemas de seguridad diseñados para resguardar a los trabajadores contra caídas en tareas realizadas en alturas. Emplean un cable o cuerda resistente que se extiende verticalmente a lo largo de la zona de trabajo, abarcando escenarios como torres, andamios o escaleras.

 

Estas líneas de vida incluyen un dispositivo anticaída conectado al arnés de seguridad del trabajador, deslizándose a lo largo de la cuerda o cable. Este dispositivo acompaña los movimientos del trabajador hacia arriba o hacia abajo y se bloquea automáticamente en caso de una caída, deteniendo el descenso y minimizando el riesgo de lesiones.

 

La norma EN 353-2 desempeña un papel crítico en el marco de seguridad para trabajos en altura, asegurando que los sistemas de líneas de anclaje verticales flexibles cumplan con elevados estándares de seguridad y calidad.

Uso correcto de líneas de vida verticales

Todas las líneas de anclaje verticales están equipadas con un carro anticaídas de traslación, el cual debe engancharse de manera obligatoria mediante un conector directamente al punto esternal del arnés (quedando prohibido engancharlo a las eslingas de amarre). En ningún momento se permite soltarse de la línea de vida vertical sin estar previamente anclado a otro punto de anclaje fijo.

 

A continuación, detallaremos las pautas generales para el uso adecuado de las líneas de vida verticales:

 

  • Introducir el carro por la parte inferior de la línea de vida vertical según el marcado, asegurándose de que la flecha apunte hacia arriba y la anilla de anclaje esté orientada hacia abajo.

  • Rotar la anilla de anclaje hacia arriba e insertar suavemente el carro en el cable.

  • Conectar el carro directamente al punto de anclaje esternal del arnés del usuario mediante un mosquetón de aluminio conforme a la norma EN 362, siguiendo los siguientes parámetros:
    • Longitud de 110 mm.
    • Sección de 12 mm.
    • Ancho de 65 mm.
    • Apertura de 20 mm.
    • Carga de rotura axial de 30 kN.
    • Carga transversal de 8 kN.
    • Peso de 80 gr. (El anclaje dorsal del arnés se debe utilizar principalmente en operaciones de rescate).

  • Mover el carro suavemente al ascender o descender a lo largo del cable.

  • Arrastrar manualmente el carro durante el ascenso.

  • Accionar suavemente el anclaje en dirección horizontal para permitir que el carro se desplace hacia abajo de manera controlada.

Inspección y advertencias de las líneas de vida verticales

Antes de cada utilización, es imperativo que el trabajador realice una exhaustiva revisión del sistema. En primer lugar, debe asegurarse de que el dispositivo anticaídas (carro), el arnés y el conector se encuentren en condiciones óptimas para su funcionamiento.

 

Las verificaciones que deben llevarse a cabo son:

 

  • El ojo de anclaje se desplaza sin dificultad.
  • El absorbedor de energía en el carro no ha sido desplegado.
  • Para configuraciones donde el cable está equipado con el absorbedor de energía, el indicador de caídas no está activado.
  • El cierre del mosquetón se bloquea automáticamente.
  • El carro se desplaza sin dificultad a lo largo del cable.
  • El carro se agarra automáticamente al cable en la dirección de servicio.

El sistema se retirará inmediatamente de servicio si:

 

  • El usuario identifica una o más anomalías en los puntos mencionados anteriormente.
  • El carro ha detenido una caída. En este caso, el dispositivo quedará fuera de servicio hasta que una persona capacitada reemplace el tramo de cable que se haya deformado al detener la caída.
  • El absorbedor de energía provisto en el carro ha sido desplegado y se observa una longitud superior a 10 cm.

Es esencial destacar que la seguridad del trabajador depende en gran medida de la integridad y el buen estado de todos los componentes del sistema, por lo que cualquier irregularidad debe abordarse de inmediato para garantizar un entorno de trabajo seguro.

En FIT Safety contamos con personal altamente cualificado, totalmente capacitado para asesorarte a la hora de elegir la línea de vida vertical que mejor se adapta a tus tareas. Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través de:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio