Imagen de una línea de vida de cable instalada en una cubierta.

Líneas de vida: normativa

Las líneas de vida, conforme a las normativas vigentes en España, representan sistemas certificados y homologados, diseñados para prevenir caídas durante la realización de trabajos en altura. Estos sistemas de anclaje flexible emplean elementos resistentes que cumplen con la normativa establecida. Es importante destacar que las líneas de vida pueden ser permanentes o temporales.

 

Estos dispositivos de seguridad desempeñan un papel fundamental al proteger accesos, caminos de rodadura, puentes grúa, silos, cubiertas y otros espacios similares. Es obligatorio considerar las líneas de vida como elementos de protección a partir de los 2 metros de altura.

Normativa reguladora de líneas de vida

En España, las líneas de vida se encuentran reguladas por la normativa de prevención de riesgos laborales, la cuál ha experimentado un endurecimiento significativo en lo que respecta a los trabajos en altura. A continuación, mencionamos algunas de las normas que se aplican específicamente a las líneas de vida:

 

 

Estas normas establecen los requisitos técnicos y de seguridad que deben cumplir las líneas de vida, asegurando así la protección adecuada de los trabajadores que realizan tareas en altura. Es fundamental cumplir con estas normativas para garantizar la correcta implementación y utilización de las líneas de vida en el ámbito laboral en España.

Normativa líneas de vida EN 795

La norma EN 795 es una norma europea que establece los requisitos para los sistemas de protección contra caídas en trabajos en altura. Esta norma se aplica tanto a los sistemas de anclaje permanentes como a los temporales utilizados para proteger la seguridad de las personas que realizan labores en altura, abarcando diversos sectores industriales.

 

La norma EN 795 detalla los requisitos específicos para los sistemas de anclaje, incluyendo los materiales empleados, los procedimientos de prueba, así cómo, los criterios de diseño y fabricación. Estos sistemas de anclaje deben cumplir con rigurosos estándares de resistencia y durabilidad, garantizando su fortaleza y confiabilidad para soportar la carga de un trabajador en caso de caída.

 

Además, la normativa EN 795 establece las pautas para la instalación, mantenimiento y uso seguro de los sistemas de protección contra caídas. Esto incluye la obligatoriedad de realizar inspecciones periódicas del sistema de anclaje, así como la capacitación adecuada para el personal que lo emplea, asegurando así su correcto funcionamiento y seguridad.

Normativa líneas de vida EN 353-1

La norma EN 353-1 es una regulación europea que establece los requisitos para los sistemas de protección contra caídas que involucran dispositivos de deslizamiento vertical, sobre una línea de anclaje rígida. Estos sistemas son ampliamente utilizados en trabajos verticales como en torres, postes y estructuras similares.

 

La norma EN 353-1 especifica los requisitos para los componentes individuales del sistema tales como los dispositivos de deslizamiento, la línea de anclaje, los anclajes y los conectores. Además, se establecen los requisitos de prueba tanto para los componentes individuales como para el sistema en su conjunto.

 

Asimismo, la normativa EN 353-1 establece los criterios para la selección, uso y mantenimiento del sistema de protección contra caídas. Esto incluye instrucciones detalladas para la inspección y el mantenimiento de la línea de anclaje y los dispositivos de deslizamiento, con el objetivo de garantizar su funcionamiento seguro y confiable.

Normativa líneas de vida EN 353-2

La norma EN 353-2 es una regulación europea que establece los requisitos para los sistemas de protección contra caídas que hacen uso de un dispositivo de anclaje móvil, también conocidos como dispositivos de ascenso y descenso por cuerda. Estos sistemas son ampliamente utilizados por trabajadores que necesitan desplazarse verticalmente por cuerdas como en torres, postes, estructuras y otras tareas en altura.

 

La normativa EN 353-2 detalla los requisitos para los componentes individuales del sistema, incluyendo el dispositivo de anclaje móvil, la línea de anclaje, los anclajes y los conectores. Asimismo, se establecen los criterios de prueba tanto para los componentes individuales como para el sistema en su conjunto.

 

Además, la norma EN 353-2 establece requisitos para la selección, uso y mantenimiento adecuados del sistema de protección contra caídas. Esto incluye instrucciones detalladas para la inspección y mantenimiento del dispositivo de anclaje móvil y la línea de anclaje, con el objetivo de garantizar su funcionamiento seguro y confiable.

En conclusión, las normativas EN 795, EN 353-1 y EN 353-2 desempeñan un papel fundamental en la regulación de las líneas de vida y sistemas de protección contra caídas en España y Europa. Estas normas establecen los requisitos técnicos, de diseño, fabricación, instalación, uso y mantenimiento para garantizar la seguridad de los trabajadores que realizan labores en altura. Cumplir con estas normativas es crucial para asegurar la eficacia y confiabilidad de las líneas de vida, salvaguardando así la integridad de quienes desempeñan trabajos en alturas y contribuyendo a un entorno laboral más seguro y protegido.

En FIT Safety contamos con personal especializado y cualificado con la capacidad técnica para asesorarte con la elección e instalación de líneas de vida necesarias para proteger a tus trabajadores correctamente. Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través de:

 

  • Formulario de contacto.
  • Email: info@fitsafety.es
  • Teléfonos: 928 365 696 o 682 621 783

 

 

Fuente: Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio