¿Qué se considera un EPI y qué no?

En el contexto actual, marcado por la pandemia de Covid-19, se popularizó el término «EPI» (Equipo de Protección Individual). Estos equipos son esenciales tanto para los profesionales sanitarios como para el público en general, con el fin de prevenir la propagación del virus.

A continuación, clarificaremos qué se considera un EPI y qué no.

¿Qué es un EPI?

Conforme al Artículo 2 del Real Decreto 773/1997, un EPI es «cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin«.

¿Qué elementos son considerados como EPI?

El Real Decreto 773/1997 detalla diversos elementos que califican como EPIs, según la parte del cuerpo que protegen. Algunos ejemplos incluyen:

  • Protectores de cabeza: casco de seguridad, casco contra impactos, …
  • Protectores de oído: orejeras, tapones, …
  • Protectores de ojos y cara: gafas de protección, pantallas para soldaduras, …
  • Protección de las vías respiratorias: equipos filtrantes de partículas, equipos de submarinismo, …
  • Protectores de mano y brazos: guantes contra agresiones mecánicas, químicas, …
  • Protectores de pies y piernas: calzado de seguridad, calzado frente a la electricidad, …
  • Protectores del tronco y abdomen: chalecos contra agresiones mecánicas, chalecos salvavidas, …
  • Protección total del cuerpo: cinturones de sujeción, arneses, …

¿Qué elementos no son considerados como EPI?

Los elementos que no protegen directamente contra riesgos laborales no se consideran EPIs. Ejemplos de estos elementos incluyen:

 

  • Ropa de trabajo o uniformes que no están destinados a proteger la salud o integridad física del trabajador.
  • Equipos de los servicios de socorro y salvamento.
  • Equipos de protección de militares, policías y personal de orden público.
  • Equipos de protección individual para medios de transporte por carretera.
  • Material deportivo.
  • Material de autodefensa o disuasión.
  • Aparatos portátiles para detección y señalización de riesgos.

¿Cómo diferencio un EPI de lo que no lo es?

Para determinar si un equipo es un EPI, considere las siguientes preguntas:

  • ¿Es necesario para realizar mi trabajo?
  • ¿Corro riesgos para mi salud si no lo uso?
  • ¿Lo uso exclusivamente en el ámbito laboral?

Si respondemos afirmativamente a todas estas preguntas, ese equipo se considera un EPI.

¿Cómo puedo saber qué EPIs debo usar en mi trabajo?

Cada puesto de trabajo conlleva riesgos específicos y requiere EPIs adecuados para mitigarlos. Por ejemplo, en la construcción, los trabajadores usan EPIs durante toda la jornada laboral.

La necesidad de usar un EPI se establece mediante una evaluación de riesgos del puesto de trabajo. Si no es posible eliminar los riesgos en su origen o proteger a los trabajadores mediante medidas colectivas, se hace necesario el uso de EPIs.

El aspecto crucial a la hora de seleccionar un EPI es que cumpla con las condiciones necesarias para proteger eficazmente al trabajador contra el riesgo específico que se enfrenta.

En FIT Safety somo especialistas en el suministro, venta y asesoramiento de equipos de protección individual para trabajos en altura o trabajos verticales. Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través de:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio