Gráfico que muestra a una persona dando una formación, y 3 personas recibiendo la misma.

Formación obligatoria en Prevención de Riesgos Laborales

La Prevención de Riesgos Laborales (PRL) está ganando una mayor importancia en nuestra sociedad actual, que valora el bienestar, la salud y la seguridad de las personas. Nos preocupamos más por nuestra salud, lo que se traduce en una vida más prolongada y de mejor calidad.

 

En el ámbito laboral, buscamos mejorar la calidad de vida, priorizando la conciliación familiar y las condiciones de trabajo favorables. Esta tendencia ha llevado a las empresas a adaptarse a las nuevas demandas de salud y seguridad de sus empleados.

 

Las empresas están incorporando Técnicos de PRL y creando Departamentos de Prevención, Servicios de Prevención Mancomunados (SPM) o Servicios de Prevención Propios (SPP) para evaluar, implementar y supervisar procesos más seguros en el entorno laboral.

 

Un componente crucial en la Prevención de Riesgos Laborales es la formación, que debe ser teórica, práctica y específica para cada puesto de trabajo.

Formación en materia preventiva

La legislación obliga a los empleadores a proporcionar formación en prevención de riesgos laborales a sus trabajadores. La Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995 establece que “el empresario deberá garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva”.

 

Esta formación debe impartirse a todos los trabajadores desde el momento de su contratación, independientemente de la modalidad o duración del contrato.

 

  • Artículo 18: Establece que los trabajadores tienen derecho a ser informados sobre los riesgos para la salud, los agentes de riesgo, las posibles patologías, los métodos de vigilancia de la salud, las medidas preventivas y los planes de eliminación. Esta información debe ser clara y comprensible, considerando la formación previa y el origen del trabajador.

  • Artículo 19: Indica que la formación sobre riesgos para la salud debe centrarse en el puesto de trabajo específico, adaptarse a la evolución de los riesgos y repetirse periódicamente si es necesario.

¿Es obligatoria la formación para los trabajadores?

La Ley de PRL establece que la formación en prevención de riesgos laborales es obligatoria tanto para los trabajadores como para las empresas. Los trabajadores deben asistir a los cursos organizados por su empresa.

 

La formación debe impartirse preferentemente dentro de la jornada laboral, y si se realiza fuera del horario laboral, se debe compensar el tiempo invertido. El coste de la formación es responsabilidad exclusiva de la empresa.

¿Quién puede impartir la formación en prevención?

La formación puede ser impartida por la propia empresa si dispone de los recursos y personal necesarios, o puede externalizarse a servicios ajenos según la modalidad preventiva de la empresa: servicios de prevención propios (SPP), ajenos o mancomunados.

 

Los formadores deben estar capacitados:

  • Técnico intermedio en PRL: para formación básica en prevención.

  • Técnico superior en PRL: para formación específica en prevención, en su área de especialidad.

Servicio de prevención ajeno

La formación del artículo 19 de la LPRL puede ser impartida por un servicio de prevención ajeno acreditado a nivel nacional, con técnicos de PRL de dicho servicio. Esta formación no requiere auditoría.

Servicio de prevención propio o mancomunado

La formación puede ser impartida por:

  • Técnicos designados.
  • El empresario.
  • Técnicos de Prevención del Servicio de Prevención Propio o Mancomunado.

Esta formación debe ser auditada cuando se realiza con medios propios.

¿Cuándo se debe realizar la formación en Prevención de Riesgos Laborales?

La formación debe realizarse en el momento de la contratación, independientemente de la duración y modalidad del contrato. También es obligatoria cuando hay cambios en las tareas, puesto de trabajo, tecnologías o equipos, adaptándose a los nuevos riesgos.

¿Caduca la formación en PRL?

Aunque la normativa no establece una caducidad específica para la formación en PRL, indica que debe adaptarse a las nuevas condiciones o funciones del puesto de trabajo cuando estas cambien. Por lo tanto, no caduca, pero debe actualizarse según las necesidades.

Acciones formativas en Prevención de Riesgos Laborales

Además de la formación básica obligatoria, las empresas deben incluir formaciones específicas para cada puesto de trabajo, que deben ser teórico-prácticas. Estas formaciones no regladas pueden ser contratadas a empresas externas y no necesitan ser impartidas por técnicos en PRL ni pertenecer a un Servicio de Prevención.

 

En resumen, la formación en prevención de riesgos laborales es esencial y obligatoria, adaptándose continuamente a las necesidades y cambios en el entorno laboral para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores.

En FIT Safety contamos con personal altamente cualificado capaz de detectar las necesidades de formación que necesiten en tu empresa, para estar al día y cumplir la normativa en materia de prevención. Asimismo, contamos con partners con las certificaciones y acreditaciones correspondientes para poder impartir estas materias. Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través de:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio