Dibujo de una mano rociando con un spray sobre un virus.

Desinfectar o no desinfectar, esa es la cuestión …

Que no se te olvide: el coronavirus sigue ahí.

Pasan los meses y la pandemia por COVID-19 sigue ahí. Quizá las noticias ya no nos impactan tanto, pero los datos son abrumadores. En la tercera ola la incidencia de casos acumulados en España es escalofriante. Incluso ahora, cuando las autoridades sanitarias ya empiezan a dar esta tercera ola por controlada, se notifican una media de más de 25.000 casos al día en nuestro país, y la media diaria de defunciones supera las 400. Según los epidemiólogos, parece inevitable que próximamente, probablemente como consecuencia de Semana Santa, una cuarta ola haga su aparición.

En este escenario, debemos ser conscientes de que el riesgo de infección sigue existiendo. De hecho, a juzgar por los datos, el riesgo de toparse con el coronavirus en estos momentos es mayor si cabe. No sólo los datos de incidencia acumulada son peores que en los meses precedentes, sino que además han hecho su aparición en España nuevas variantes del virus, como por ejemplo la comúnmente denominada cepa británica, a la que se le reconoce una mayor capacidad de contagio.

Recientemente, el Ministerio de Sanidad ha admitido que existe «una posibilidad real» de que la variante británica del coronavirus, presente ya en 14 comunidades españolas, pueda ser más grave y letal, y ha advertido de que podría aparejar un aumento de la incidencia y, con ella, de las hospitalizaciones y la letalidad.

Certezas útiles para frenar la transmisión del coronavirus.

Pero no todo son malas noticias. Afortunadamente, ahora sabemos mucho más sobre el control del coronavirus que hace un año. Sabemos que de acuerdo a la OMS, el Coronavirus SARS-CoV-2 se transmite principalmente de persona a persona por contacto estrecho a través de las goticulas de saliva que se emiten al hablar, toser o estornudar, así como a través de los aerosoles (gotas de un tamaño menor a 5 µm), que se emiten al respirar, hablar, etc., y que pueden permanecer suspendidas en el ambiente durante horas. Por ello, con objeto de frenar la transmisión del virus, ahora más que nunca, resulta tremendamente importante desinfectar las superficies y los ambientes de riesgo.

Para frenar el avance del coronavirus hemos incorporado a nuestra rutina diaria las mascarillas y los geles hidroalcohólicos para la desinfección de manos. Pero ojo, eso NO es suficiente. Las autoridades sanitarias nos recuerdan que la desinfección rutinaria de superficies es esencial.

Persistencia del coronavirus en las superficies.

Son numerosos los estudios que evidencian la larga supervivencia del Coronavirus SARS-CoV-2 causante de la pandemia por COVID-19 en superficies. A continuación, se muestra un ejemplo de las publicaciones científicas recientes más relevantes a este respecto:

 

 

Teniendo en cuenta los datos indicados en la tabla anterior, podemos concluir que para frenar la transmisión del virus es esencial implantar protocolos de desinfección inteligente de superficies y ambientes tanto a nivel doméstico como a nivel profesional.

Algo tan fácil como desinfectar los interruptores de las luces, las manillas de las puertas y ventanas, los botones del ascensor, las barandillas, los teclados del ordenador, los teléfonos móviles, los utensilios y la mesa de trabajo, los grifos, las superficies de los aseos, los lugares donde se preparan y/o se consumen alimentos, las suelas de los zapatos, el interior de los vehículos, la ropa, etc. es imprescindible para la contención del virus.

No podemos dejar de desinfectar. No ahora que el riesgo es mayor.

Como se deduce de la tabla que hemos presentado anteriormente, hay variaciones de resultados en cuanto al tiempo de supervivencia del coronavirus en las diferentes superficies. Dependiendo del material del que se trate, la cantidad de inóculo inicial, la temperatura y la humedad relativa, la persistencia del virus puede ir de varias horas a algunos días. Sin embargo, en lo esencial, el criterio científico es unánime: el coronavirus puede ser eliminado de las superficies de manera eficiente con un producto y un protocolo de aplicación adecuado.

Desde OX-CTA, empresa especializada en la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de biocidas, con una experiencia de más de 25 años, recordamos la extraordinaria importancia de seguir desinfectando las superficies y los ambientes, y de hacerlo con el producto idóneo.

 

  • OX-VIRIN® PRESTO AL USO está incluido en el listado de productos desinfectantes homologados por el Ministerio de Sanidad para la lucha frente a COVID-19.

  • OX-VIRIN® PRESTO AL USO cuenta con la certificación de la Norma UNE EN 14476 frente a Coronavirus, con eficacia demostrada en tan solo 1 minuto.

  • OX-VIRIN® PRESTO AL USO cuenta con autorización para USO POR EL PÚBLICO EN GENERAL.

  • OX-VIRIN® PRESTO AL USO no lleva asociado ningún pictograma CLP de peligro, ni ninguna palabra de advertencia.  OX-VIRIN® PRESTO AL USO NO requiere la utilización de ningún EPI.

  • OX-VIRIN® PRESTO AL USO NO es corrosivo, y puede utilizarse sobre todo tipo de superficies (metales, plásticos, vidrio, cerámica, madera, etc.) y material textil tanto natural como sintético (no daña los colores).

 

Fuente: Grupo OX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio